Descripciones, esas malditas descripciones

Como la mayoría de las escritoras que vienen de los fanfics, no se me da muy bien hacer descripciones. La causa más normal es porque al versionar o al coger personajes ya conocidos, el lector ya sabe de sobra cómo es la persona de la que hablamos y eso, a la larga, nos hace algo vagas.

Muchas veces me pongo a escribir y de pronto digo… ‘aún no he dicho cómo es el protagonista’. Claro, tú en tu cabeza te lo imaginas perfectamente: cabello corto y rubio oscuro con reflejos pelirrojos, según le de el sol. Metro ochenta y seis, cuerpo fibrado y ojos de un verde tan intenso que te deja literalmente sin habla cuando estás cerca -algunas al leer esto ya habrá dicho, ‘¡yo sé quién es! Bajad las manos, que solo me falta decir que tiene las piernas ligeramente arqueadas y pecas, para confirmarlo-, pero, por muy claro que lo tengas, tampoco puedes dar la ficha al principio y que cada una se las apañe.

Jensen Ackles, aka Dean Winchester en Supernatural. Los ojos verdes más bonitos que he visto.

Por mi parte veo que eso sería una gran idea. El autor adjunta al principio del relato una ficha con una foto o, en su defecto, un bosquejo del protagonista y al lado, los rasgos más importantes. Eso nos libraría muchos quebraderos de cabeza y tendríamos un problema menos. Otra cosa es que el lector también puede imaginar lo que le de la gana.

Diréis, si se da la descripción, ¿cómo se va a imaginar lo que le de la gana? Pues puede ser y voy a hablar de mí misma, que para eso me tengo más a mano.

Yo tengo muy mala memoria. Bueno, más que mala memoria, muy selectiva, así que tiendo a olvidar datos inútiles, por lo que, puede que el autor me haya dicho que el muchacho es moreno de ojos azules, que a mí como se me haya metido en la cabeza que es castaño, no hay forma de cambiarla. Es más, hay algunos libros que me dicen, sí, el protagonista es así y yo hubiera jurado por lo más sagrado que no y hasta conozco a otras personas que tienen fases de dibujos animados y se imaginan a los personajes como si fuera una película de Disney -palabrita de Artemis, que me lo han dicho-.

Mi pregunta en este post sería la siguiente. ¿Cómo os gusta leer o escribir las descripciones? ¿Os gusta ser exhaustivas-os?

¿Piernas arqueadas? ¿Quién ha dicho eso?

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. NuriaR84
    Mar 27, 2015 @ 16:24:35

    A mí también me pasa que por mucho que me describan a un personaje, yo luego le pongo la cara que me da la gana, y no me sacan de ahí. Para escribir/leer reconozco que una descripción toda de seguido me choca, casi me entra más en mi cabezota ir dando datos a lo largo de varios párrafos, parece menos brusco, ¿no?

    Responder

  2. evatejedoralarcon
    Mar 27, 2015 @ 16:55:58

    Las odio!!
    Yo, para no olvidarme y que no me chinche el asunto, las pongo después, en el segundo repaso. Meto todos los diálogos y la narración justita cuando hago el borrador y luego, cuando empiezo los repasos, voy colando las descripciones y mas narración.
    Suelo hacerlas no demasiado exhaustivas. Que te hagas una idea pero que deje espacio para imaginar lo que quieras un poco también.
    Y las voy volando por frases y poco a poco, no todo del tirón.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog para escritores

Un blog para escritores con reseñas, consejos, noticias, libros, premios

Diario de un resurgir

Caer, levantarse...resurgir de tus cenizas para demostrarle al mundo cuánta es tu fuerza.

Eva Tejedor : Mi aventura de escribir

Blog con mis libros e historias

Jack T.R.

Una novela de Eva Tejedor

A %d blogueros les gusta esto: