¿Cuándo debe acabar la historia?

He de reconocer que tengo problemas con este apartado. Siempre quiero saber más de los personajes, pero eso me pasa tanto si soy lectora o si soy escritora.

Pongamos un ejemplo.

Ya dije que soy seguidora de la saga de los Dark Hunters -Cazadores Oscuros-, de Sherrilyn Kenyon y amo cuando sale un libro y nos presenta a nuevos personajes y sus vidas, pero aún amo más cuando sale algún personaje de libros anteriores y sé cómo van sus vidas, qué ha sido de ellos y que siguen siendo tan locos como los dejé -aun con pareja y niños-. También parece que Sherrilyn Kenyon se ha dado cuenta de esto y tiene una página web con tooooodos los personajes, tanto principales, como secundarios o hasta alguno que aún no conocemos, y nos va poniendo al tanto de sus vidas. Gracias a esto podemos saber que el personaje protagonista de la primera novela de la saga, ya tiene seis niños, que su mejor amigo tiene tres, etc.

“La vida no es encontrar refugio en la tormenta. Se trata de aprender a bailar bajo la lluvia” -Acheron Parthenopaeus- Personaje de los Dark Hunters

Y esto es parecido a lo que me pasa. Siempre quiero contar más de mis personajes. Hay algunos que llevan conmigo hace mucho tiempo, tanto que los conozco mejor que a algunas personas cercanas a mí. Sé cómo hablan, qué dirían, cómo se comportarían y hasta las bromas que podrían hacer y, obviamente, me da pena ponerles un ‘fin’ y acabar con ellos.

Es raro pero no me tiembla el pulso para matar a algunos. Ahora mismo estoy escribiendo un relato y he creado a un personaje solo para matarlo, pero eso sí, su muerte siempre tiene que tener una razón, un porqué… y una finalidad en el relato.

¿Vosotros sois más de contar historia -o leerla- y acabar cuando habéis contado el hecho puntual o preferís seguir la vida de ese personaje o personajes que os enamoró?

¡Espero vuestras respuestas y recordad lo de pulsar a los botoncitos que hay aquí debajo y seguir el blog!

¡Gracias!

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. evatejedoralarcon
    Abr 01, 2015 @ 08:07:28

    Para eso existen las segundas partes y los finales abiertos. Acabar con la historia no implica acabar con la vida de los personajes. Siempre estarán los spin-off (ahora tan de moda en los libros también) y las continuaciones. Pero hay que tener cuidado de que tu amor por ese personaje no lo “queme”. Demasiado sobre uno puede ser cansino.

    Responder

  2. rosamaria19
    Abr 01, 2015 @ 08:42:39

    Yo he tenido un personaje bastante rebelde. No quería morir, y al final no ha muerto . Me ha convencido, es que es tan mono… pero hay que tener cuidado con esto, porque a veces las muertes radicales hacen de una novela una buena obra. Duele, para todos, sobre todo para el escritor, pero a veces son muy necesarias y hay que saber ponerles punto y final a esos personajes.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog para escritores

Un blog para escritores con reseñas, consejos, noticias, libros, premios

Diario de un resurgir

Caer, levantarse...resurgir de tus cenizas para demostrarle al mundo cuánta es tu fuerza.

Eva Tejedor : Mi aventura de escribir

Blog con mis libros e historias

Jack T.R.

Una novela de Eva Tejedor

A %d blogueros les gusta esto: